A lo largo del tiempo, y con el fin de satisfacer las necesidades de comunicación entre diferentes poblaciones (también debido al aumento de estas), se ha ido dando un proceso de evolución paulatinamente dentro de los medios o aparatos de comunicación, refiriéndonos con esto al telegrama, el telégrafo, llegando así hasta el teléfono.

Un telegrama es un documento para comunicación escrita rápida, puede ser ordinario o urgente, la tarifa por el servicio se cobra de acuerdo al número de palabras contenidas en el texto del mensaje. Por este motivo se ocupa una redacción de tipo lacónico es decir concisa y breve, eliminando palabras que no representen ideas concretas y uniendo pronombres enclíticos a verbos conjugados.

 

El sucesor del telegrama, venía siendo el telégrafo, en este solo se podían emplear un máximo de diez palabras. En 1856, gracias al tendido de cables transoceánicos, nace el telégrafo eléctrico (es considerado como un elemento del progreso, junto con el correo y el ferrocarril).

 

el telex se uso básicamente para los periódicos. Podemos decir que es algo así como un engendro entre fax y teléfono.

Anuncios